Colaboradores


Torneo-liga de BattleCon

  • 1 Respuestas
  • 796 Vistas

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Dennettlander

    *
  • Minero novato
  • *
  • Mensajes: 2

    Total de insignias: 2
    Insignias: (Ver todas)
    Tres años en el foro. Un año en el foro
« en: Enero 19, 2021, 06:52:18 pm »
¡Hola a todos!

Pues eso, que a muchos ya les ha llegado el Unleashed, que tenemos BattleCon Online y tenemos TTS... ¡¿y estamos así, perdiendo el tiempo en lugar de sacudirnos mamporros los unos a los otros?! Qué vergüenza...

¿Y si empezamos un torneo o liguilla a ver quién tiene el kungfu más fuerte? Suena bien, ¿verdad?

Estoy sondeando en varios lugares y me gustaría saber si hay gente que quiera participar o aprender, que yo enseño si hace falta... aunque, por mi capacidad, yo enseño a perder, ya voy avisando :)

¿Qué te parece? ¿Vamos encerando los nudillos?
 

Desconectado Dennettlander

    *
  • Minero novato
  • *
  • Mensajes: 2

    Total de insignias: 2
    Insignias: (Ver todas)
    Tres años en el foro. Un año en el foro
« Respuesta #1 en: Enero 20, 2021, 01:22:52 pm »
Por ir disipando dudas, aquí os dejo un vídeo para quienes tengáis curiosidad:



Y si no tienes tiempo para verlo, te cuento: BattleCN es un juego de cartas en el que dos luchadores se enfrentan en un entorno en 2d saltando, esquivando y lanzándose rayos y golpes durante partidas de entre 20 y 40 minutos. La gracia está en que es muy táctico, con muchas opciones entre las que elegir y sin suerte implicada, y en que hay todo tipo de ersonajes cuyas características y poderes están muy bien representadas en sus cartas:

a) un monje capaz de imbuir sus ataques con algún elemento (tierra, fuego, agua...), tipo Avatar
b) una niña fantasma que se manifiesta por medio de tres siniestros muñecos
c) un terminator al que apenas se puede detener
d) un francotiraddor con todo tipo de munición
e) un elfo que coloca portales en el terreno para teleportarse
f) una bruja que sacrifica vida para impulsar sus hechizos
...

y así, decenas y decenas, cada uno de su padre y de su madre: ¡la variedad está servida!