Colaboradores


R'lyeh

  • 0 Respuestas
  • 632 Vistas

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Artedil

    *
  • Pistolero
  • ***
  • Mensajes: 94
    • El Refugio del Atlante

    Total de insignias: 5
    Insignias: (Ver todas)
    Ha creado 10 hilos en el foro. Primera encuesta votada Webmaster Tres años en el foro. Un año en el foro
« en: Mayo 14, 2014, 02:14:35 pm »
Y por fin podemos ver como será uno de los panteones de los Mitos de Cthulhu: R'lyeh.
 
 
Ilustración de Sheila Moreno
Para empezar tiene un poder inicial de 18, lo aceptado como genérico. Pero vamos a lo bueno, su habilidad, que nos resuelve uno de los misterios que se nos estaban planteando tras ver a los Primigenios: ¿de dónde sacaran los mortales para poder usar sus habilidades? Pues efectivamente, de su panteón.   

R'lyeh nos permite poner un mortal por turno durante la fase de influencia sin ningún otro coste que poder usar la habilidad. Este mortal tiene unos números nada destacables (F0, PM1 y entra sin poder), pero si su función es acabar devorado por uno de los grandes Dioses tampoco nos debe importar mucho. Además tiene las claves Sectario y Loco, que tampoco nos dicen nada, veremos si se quedan como adornos o alguna de las dos aportará algo nuevo (se aceptan apuestas por si queréis dejar un comentario ;) ).   Con lo que conocemos de los personajes de Mitos de Cthulhu, sólo Hastur no aprovecha esta habilidad, ya que el propio Cthulhu, Shub-Niggurath, Yig, Yog Soggoth y Azathoth requieren un mortal para sus habilidades. Incluso el propio Necronomicón también los necesita para aprovechar al máximo su poder. Con todo ello parece que va tomando forma un modo de juego con esta mitología, llenando la mesa con Sectarios-Locos, usando el libro de los muertos para invocar a los Dioses y estos devorando a sus fieles súbditos, siempre dispuestos a llenar el hueco que han dejado sus antecesores. La gracia estará en encontrar el equilibrio entre los que necesitemos en juego y los que podamos absorver, eso sin contar el resto de personajes que por ahora desconocemos.   

Por otra parte, si no abusamos que las habilidades de los Primigenios, nos podemos encontrar con una gran cantidad de personajes en mesa que pueden empezar a preocupar al oponente si consiguen aumentar su fuerza y su poder, aunque creo que van a resultar simplemente útiles para equiparles La Manzana de la Discordia o el propio Necronomicón, pero en este caso habrá que vigilar que no nos cuelen un Tozoztontli. Quizás la mejor carta para ellos, a simple vista, sean unos Jeroglificos, ya que será muy fácil contar con tres personajes en mesa. Otra opción curiosa puede ser combinarlos con unos Tributos de Conquista, siempre y cuando hayamos conservado el punto de poder de meditar durante el turno anterior.